Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘rol en vivo’

Como decía en el anterior post sobre el tema, un fin de semana perdido con buenos amigos haciendo lo que más te gusta hacer es un bálsamo que cura cualquier herida. Las fotos que ilustran este post son de esas magníficas horas perdidas sin cobertura en medio del barranco…

La saga de Kingsburgshire cuenta esto…

Kingsburgshire era una aldea próspera situada entre los reinos de Nortalia y Westershire, siempre anclados en una guerra grotesca sin final. Todo el mundo había escogido bando excepto la aldea, que permanecía neutral gracias a un antiguo pacto llamado “El Pergamino Solar“. Dicho Pergamino firmado por un general westerino y otro nortaliano y bendecido por Meta (la diosa de la Luna, patrona de Westershire) y Meter (el dios del Sol, patrón de Nortalia) era lo que garantizaba a Kingsburgshire su neutralidad, y por lo tanto, su supervivencia.

Uno de los generales, el nortaliano, decidió no cumplir con su cometido y los dioses lo maldijeron con la inmortalidad y con el deber de proteger el Pergamino Solar. La próspera aldea de Kingsburgshire vivía en cierta paz, asediada por las leyendas del León Negro Ataulf (el general nortaliano que no cumplió su parte del pacto), que realmente protegía sus tierras y las mantenía neutrales.

Todo esto se vio truncado un día en el que cuatro aventureros llegaron al pueblo: Cocodrilo Donovan (comerciante hecho a si mismo con algunas capacidades peculiares para el robo y la ocultación de objetos), Marcus Augustus (un mago en busca de tutor y sabiduría), Alfred Orphan (un mercenario fiel y sincero pero con una paranoia y amnesia frustrantes) y Taranis Devon (un joven cazador con capacidades para hablar con el bosque y hacer magia druídica). Estos cuatro aventureros consiguieron matar a Ataulf, el León Negro, y desatar la furia de los espíritus sobre Kingsburgshire, no sin ciertas dificultades.

A la vuelta de matar a Ataulf, dos aventureros más se añadieron al grupo, mostrando que eran merecedores de su confianza (almenos uno de ellos, un tal Lord Yuri Banister Dale). Lucharon junto a los aventureros contra los malvados sacerdotes y resolvieron complicados acertijos impuestos por un tal Caín. Caín les dijo que si el portador del Pergamino Solar no se sacrificaba voluntariamente, Kingsburgshire desaparecería tragado por las montañas, los caminos no se abrirían, por lo que todo el mundo moriría. En ese momento comenzaron las deliberaciones sobre si lo que iba a suceder era realmente lo que el misterioso Caín había dicho. Al final, Lord Banister decidió sacrificarse y convertirse en el nuevo Ataulf, pero Alfred Orphan creyó que no estaba preparado y le retó solemnemente por la posesión del Pergamino Solar.

En medio de la plaza de Kingsburgshire, delante del templo de Meta, ambos guerreros se batieron en duelo singular a muerte, salió victorioso Alfred “El Errante”, y consiguió encontrar por fin su camino en la vida. Tras el funeral de Lord Banister y el sacrificio ritual de Alfred, los supervivientes decidieron abandonar Kingsburgshire… cuyos caminos habían conseguido abrir gracias al doloroso sacrificio de su amigo. Marcus y Taranis decidieron marcharse de vuelta a la aldea del último a resolver unos asuntos que habían quedado pendientes con su padre (enfermo desde hacía muchos años). Shamira y Donovan prosiguieron su camino unidos, quizás el futuro podría ver una red de caravanas en los dos reinos como nunca antes se había visto.

Cantidad de detalles para dos fines de semana mágicos y llenos de aventuras y risas. Seguid atentos Sombras del Sol, donde explicaré algunas cosillas interesantes sobre el REV que aquí no caben.

¡Un saludo!

Anuncios

Read Full Post »

Buenas señoras y señores.

Éste fin de semana mi grupo de coleguillas y yo nos vamos a un paraje perdido de la mano de Dios, en algún punto indeterminado de la geografía española; seguramente jugaremos a algún juego, beberemos algo de cerveza y nos pegaremos unas comilonas impresionantes alejados gravemente de la humanidad. Dicho lo cual, a nadie se le ocurriria que es una mala idea o que adolece de alguna característica tenebrosa, triste o peligrosa (al menos no más peligroso que quedar para tomar algo en cualquier bar). Ay amigos, la cosa cambia si dices que uno de los juegos que vas a jugar (valga la redundancia) se llama “Rol en Vivo”.

No, no os vayáis aún, la gente que jugamos a Rol en Vivo (REV a partir de ahora) no somos peligrosos, almenos no lo somos por jugar a REV (o a rol de mesa). Y es que ese es un pequeño detalle que la gente que critíca el tema del REV o el rol de mesa no tiene en cuenta; la gente desequilibrada no tiende a jugar a rol (cualquiera de sus manifestaciones) sino que están en el colectivo, así como en PRÁCTICAMENTE TODOS los demás colectivos de aficionados (no hablemos del fútbol, televisión, cine, internet, yo qué sé, decid algo y seguro que sale un desequilibrado por ahí). Por lo tanto, señores sabelotodo, no mola una mierda que nos metáis a todos en el mismo saco con cosas tan sensibles como asesinatos, violaciones, rituales siniestros de índole tan disparatada que roza la hilaridad absoluta, etcétera.

Realizada ya la desagradable acción de poner los puntos sobre las íes, vamos a explicar qué narices es esto del Rol en Vivo. Se trata de un juego en equipo en el que los jugadores se dividen en dos grupos: másters y PJ (Personaje Jugador). El máster -o los másters, en el caso del REV es casi imposible hacerlo con uno solo – es el encargado de dirigir el juego, de crear la historia, aplicar las reglas, arbitrar situaciones concretas (combates, disputas imprevistas) y velar para que el grupo se lo pase bien. Los jugadores tienen que interpretar unos personajes que crean ellos mismos (con su historia, psicología, fobias, defectos, virtudes, dejes y todas esas cosas) y desenvolverse como ellos lo harían -aquí es donde entra la imaginación de cada uno – en las situaciones que los másters les van proponiendo; interpretar y actuar van de la mano, en una improvisación constante que debe resultar natural a ojos de los demás.

Para los que estén familiarizados con el rol de mesa, nada de lo dicho les sorprenderá lo más mínimo. Una de las pocas diferencias entre vivo y mesa es que el máster no actúa como máster, no describe, no habla, no para el juego (excepto en los momentos que cree conveniente, a poder ser escasos). Lo que hacen es arbitrar combates, interpretar a los PNJ (Personaje No Jugador), establecer el inicio y fin de la sesión (si no se acaba la trama antes…) y dar toques de atención a los jugadores que no hayan interpretado como deben a sus personajes – aunque siempre se hace en las pausas organizadas, nada de parar el juego para decirle a fulanito que debería chillar menos -.

Una de las cosas que más me gustaron del REV fue que tanto jugadores como másters debían conocer las reglas a la perfección, ya que no existiría la posibilidad de hacerle preguntas al máster dentro del juego, y que un jugador no puede parar el juego porque sí (a no ser que le pase algo malo, obviamente, que hay que decirlo todo, no vaya a ser que nos metan en una bolsa con una pegatina que no toca). A parte del sentido común -que debe imperar como en todos los juegos grupales, por encima de cualquier regla – el reglamento del REV es bastante amplio y fácil de aprender/practicar.

En definitiva, una experiencia memorable que vamos a ver realizada por segunda vez este fin de semana. Es mucho esfuerzo, sobretodo para los másters ya que los jugadores solo tenemos que estar al pie del cañón y sabernos las reglas bien, pero vale la pena. Al volver haré una mini-reseña de lo que pase este fin de semana, colgaré algunas fotos y esas cosillas; quizás le dedique algun post que otro en Sombras del Sol, porque me gustaría tratar el tema del reglamento y la ambientación con más profundidad.

Sin más que decir, ¡un saludo!

Read Full Post »

Bueno, volviendo a hablar de rol aquí en el Nexo. Después de la orgásmica visita ayer al cine a ver The Dark Knight (reseña que estamos preparando con especial cariño entre los dos integrantes de este blog) hoy me he puesto a pensar sobre diversos temas roleros. Hace unos meses escribí un post sobre cómo recuperar el ánimo rolero, divagando ampliamente entre las causas y las consecuencias de la desgana general que veía en mi grupo, y proponiendo alguna que otra solución para intentar arreglar la situación.

Las bases de mi argumentación (hablaré de las soluciones, no de los problemas) eran 2; estimular al jugador con algún elemento de entretenimiento visual pre-partida (véase películas, cómics, series, etc) y cambiar radicalmente (o casi) de aires roleros. Lo primero no lo conseguí llevar a cabo por razones bastante obvias, la gente pasa de todo. Tienes que dárselo masticado y completamente machacado para que se muevan y eso comienza a cansarme (me tenía bastante cansado desde hace tiempo), pero comprendí ese hastío debido a que todos (casi todos, pero bueno) pasábamos por momentos difíciles (exámenes y otras cuestiones). Si en lo primero fue un fracaso absoluto, en lo segundo no veo pretencioso afirmar que los resultados fueron esperanzadores. Cambiar casi al completo de registro, saltando al bote de Exaltado, pareció insuflar un aire nuevo y refrescante en todo el ambiente. Entonces comprendí que posiblemente era ese el motivo principal del hastío (sin desmerecer a otras cuestiones, todo sea dicho) rolero por el que pasábamos.

Exaltado fue muy divertido por diversos motivos, que espero comentar más temprano que tarde, si ahora en septiembre seguimos con las partidas que empezamos. ¿Porqué sacas a relucir esto ahora? Bueno bueno, me he acordado de las ganas que tenía de jugar a rol y tal leyendo un poco la blogosfera. Sobretodo me ha recordado la entrevista que Avatar le ha hecho al creador de Sagitarius en el Opinómetro. Yo fui uno de los que compró el juego por internet, y sin tener unas espectativas demasiado elevadas, sabiendo qué podía encontrarme, y dejándome llevar más por el hecho de ser una iniciativa atrayente que por otra cosa, el juego no me acabó de gustar.

De todas formas decirle a su creador que siga adelante, que a todos a los que nos gusta el rol y nos apetece ver cosas nuevas nos gusta ver a alguien con ese ímpetu y valentía, a pesar de que podamos no coincidir en el planteamiento o la idea.

Gente como ellos son la gente que acaba moviendo el rol, no como mi grupo de juego y yo, que a la que hay que plantearse leer más de 5 páginas ya no se tiene tiempo. De todas formas, sigo entusiasmado con la idea de Exaltado y la posible crónica consecuente en septiembre. Otra de las cosas por las que me apetece que llegue este funesto mes es por el evento que realizaremos a finales del mismo, el REV (Rol En Vivo) que llevamos esperando desde diciembre. Hace mucho tiempo que tengo pendiente un post que hable sobre el REV, sus posibilidades y semejanzas/diferencias con el rol de mesa, cómo lo llevamos en mi grupo de juego y tal… ya veremos si pasa septiembre…

Perdonad la divagación, hoy se me fue el santo al cielo y no lo vi venir.

Gracias por pasar y buen viaje, caminantes.

Read Full Post »