Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Moby Dick’

Vamos con esta segunda parte de la megareseña dedicada a este gran libro de Herman Mellvile. Hace mucho que me lo terminé, por lo que las cosas más importantes que pensé, probablemente ya se me hayan olvidado, pero eh, voy a hacer un ejercicio de memoria. Como dije en el anterior post, voy a centrarme en estos dos importantes protagonistas de la novela, el Pequod (barco en el que ocurre la acción) y el propio Capitán Ahab, el cazador que acaba cazado.

El Pequod:

Un ballenero en toda regla, sí señor. El Pequod es el escenario principal de la acción, vamos, donde ocurre toda la acción importante. Pero el autor no solo lo utiliza como telón de fondo de la trama, este ballenero significa mucho más que un simple barco, te traslada allí. Como dije en el anterior post, Moby Dick es casi un manual de/para balleneros, y con el barco no es menos explícito en sus definiciones. Los pormenores de la caza de ballenas, de la vida en un barco con tantos hombres agresivos, sus distintas partes y zonas, las diferentes labores que en él se llevan a cabo (desde el almacenaje de la grasa de ballena o esperma, hasta la labor del carpintero del barco, pasando por toda la estructura fundamental del mismo).

El Pequod es un barco condenado, una nave-ataúd donde se sabe que todo aquel que esté en él, probablemente morirá por los impulsos asesinos de su capitán. Me gustó particularmente, quién lo diría, la descripción de cómo cortaban la grasa de las ballenas. La verdad es que imaginarme a un leviatán atado a estribor, con el barco ladeado y todo el entramado de poleas y cuerdas erizadas cortando y arrancando de la fría carne sus valiosos trozos, hizo que sintiera cierta afinidad con los marinos y su trabajo. Los tiburones comiéndose la superficie inferior de la ballena… en un oceáno infinito lleno de paz. Todo era idílicamente complejo en el Pequod, y así acaba la función…

El Capitán Ahab:

Junto con Moby Dick, el protagonista fundamental de la obra; aunque comparte cartel con el miedo a lo desconocido, a la muerte, con la profundidad abismal del océano, con el bien y el mal.

La radiografía de Ahab es compleja, un hombre consumido por un dolor que surgió de una mezcla entre religión, superstición y dolor. Perseguía a Moby Dick cuando perdió su pierna, y el bueno de Ahab piensa que la ballena blanca se la arrancó por maldad. De hecho, por lo que yo he entendido, es algo que no deja de ser una incógnita. ¿La obsesión maníaca de Ahab por cazar al leviatán más grande del mundo surge de una relación nemesiana entre el bien (encarnado por el propio Capitán) y el mal (encarnado por la ballena)? A saber, el caso es que Ahab está como una cabra.

Consigue contagiar a la tripulación del Pequod con su obsesión por cazar a la ballena, extrapolando la lucha monomaníaca del Capitán con una especie de misión mesiánica que imbuye a toda la tripulación y al mismísimo destino del barco a una única solución: cazar y matar al leviatán blanco o morir en el intento. El Carisma extraño y turbio de Ahab, sus disquisiciones sobre el bien y el mal y esa serie de cosas son una de las perlas más importantes de la novela, o al menos son las partes que más me han llegado a gustar.

Ahab se alza imponente en contra de la ballena y en contra de una profecía que le augura un final trágico, con estoicismo y mucha ira.

Edito: se me ha ido la conclusión a la mierda… puto wordpress, tenía que fallar en un post complicado… la madre que lo trajo…

Anuncios

Read Full Post »

Herman Mellvile es un autor encasillado en la corriente del Realismo, podría poner fácilmente un enlace a la wikipedia, pero eh, mejor leed un libro que hable sobre ello (será tremendamente aburrido, ya os lo digo ahora, pero quizás didáctico). En definitiva, podéis imaginar lo que es el Realismo, con lo cual, me ahorraré descripciones tediosas y francamente insustanciales. Voy a dividir la reseña en dos partes para que no quede tan densa, en esta primera parte hablaré sobre el libro en general y sobre Moby Dick, en el siguiente hablaré sobre el Pequod (el barco donde navega Ahab) y sobre el mismísimo Ahab. No pretendo ser un ilustrado en este tipo de reseñas, así que que me perdonen los puristas y que no sigan leyendo, no les vaya a dar un infarto y me ensucien el parqué. Allá voy.

El Libro:

Nos enfrentamos a una obra ciclópea, tanto en contenido como en páginas. No me gusta recorrer las sendas de la forma, tamaña tontería me parece supina excepto cuando se habla de poesía (y aún así, lees cada memez que hace que te tiemblen las piernas), sin embargo debo entrometerme en esa piscina de zarzas para comentar un par de cosas sobre este Moby Dick.  La estructura del libro aterroriza, un mar de definiciones imposibles sobre la vida en un ballenero, sobre la vida de los balleneros, sobre la forma de pensar, actuar, socializar, comer, dormir, cazar, cultivar el pensamiento, rezar, etcétera de los balleneros… todo eso se mezcla con esporádicos capítulos en los que la historia avanza, en los que se busca con ahinco a la ballena blanca.

Con una aceleración lenta, que acaba cogiendo una velocidad alarmante en las últimas 20-30 páginas, Moby Dick va desplegando el drama de un hombre obsesionado que consigue obsesionar al resto de su tripulación (a casi todos) con el ansia por cazar a la ballena blanca. Junto a eso, el señor Mellvile engrandece su ánimo haciendo que nos sintamos sumamente ignorantes; como mucho consigues captar 1/4 de las referencias a otros clásicos y a la Biblia, y muchos de los que pillas simplemente dices: “mmmm, juraría que esto hace referencia a algo, pero vete a saber a qué”. Estudiar este libro supondrá una epopeya digna de elogio para cualquiera con el suficiente tiempo y ánimo como para  siquiera intentarlo. Tiene mi bendición. Avísame cuando acabes.

Juraría que es uno de los padres de la novela moderna, con ese narrador en primera persona que confunde en ocasiones y que muestra su omnipotencia en otras. El Simbolismo reinante convierte cada recodo del libro, cada línea y cada párrafo, en un intento enmarañado de metáforas basadas en clásicos y en la religión, una maraña compleja de desentrañar y complicada de comprender. Aún con eso, Moby Dick es un clásico imprescindible, sobretodo para los que no sientan temor ante tochos densos y en ocasiones un tanto infumables; si puedes con eso, podrás con este libro, a pesar de que en ocasiones puedas desfallecer.

La Ballena Blanca:

Como digo en el título: el terror blanco del ser humano. Preparaos para una disquisición pseudofilosófica sobre el miedo, el bien y el mal. Hay un capítulo en el libro dedicado íntegramente a definirnos el porqué el blanco es un signo de terror, a pesar de que nosotros siempre lo asociamos a un signo de beatitud y cosas buenas en general. Un capítulo bastante filosófico que te hace pensar que es cierto todo lo que dice.

Moby Dick representa a una ballena anciana, extremadamente grande y con una maldad e inteligencia más atribuible al ser humano que al mundo animal; un ser capaz de atacar por maldad y tan solo arrancarle una pierna al bueno de Ahab, provocándole su dolor y posterior obsesión.

Siempre surge de la nada protegiendo a otras ballenas y acabando con uno o dos botes de balleneros. Cuando algún barco, como el siniestro Pequod (del cual hablaremos en otro post más adelante) se lanza en la brutal persecución de la ballena blanca, ésta se muestra esquiva, siniestramente inteligente y alarmantemente provocativa. Atrae hacia ella la fuerza de la voluntad del ser humano que la persigue, y parece reirse cuando se hunde para coger carrerilla y levantar olas de espuma derrotando a los caballeros/balleneros que intentan lancearla.

¡Un abrazo a todos y hasta la próxima!

Read Full Post »

Hola de nuevo. A pesar de que este nuevo año no ha comenzado muy fuerte en el tema blogero, (con solo tres entradas en lo que llevamos de enero) no es por falta de material del que hablar. Soy de los extraños seres que hemos nacido en Enero, por lo que digamos que han caído más regalos de lo normal, para variar. A parte de para excusarme por la falta aberrante de tiempo para postear como es debido, quería deciros que aquí hay cuerda para rato, y enseñaros lo que ha caído.

La Encuesta (que sigue abierta porque para cerrarla hay que borrarla, o yo no sé hacerlo) que seguirá abierta forever and ever da como ganador al Rol, seguido muy de cerca por los Cómics y la Literatura; en último lugar me ha sorprendido ver a las Series, por lo que seguiré el ritmo que llevo con ellas (salen posts muy puntuales y de vez en cuando solamente). A los que habéis votado el Rol ya os digo que si queréis ver más Rol que aquí, en los buenos tiempos consigo publicar un par de posts semanales sobre el tema en Sombras del Sol, os invito a visitar este otro sitio de la Factoría Cruzdecaminos. Aunque mantendré el ritmo de Rol que llevo en el Nexo, incluso puede que aumentándolo, estoy abierto a sugerencias.

Si viérais mis borradores os echaríais a llorar, tengo tantas cosas de las que hablar… hoy escribiré todos los posts que pueda para ir manteniéndoos con vuestra ración habitual de Nexo hasta que pueda volver a salir a la superfície para coger aire, pero ya os doy algún avance: reseña de Choque de Reyes, análisis de Death Note, explicación de Dungeooner, una divagación sobre la trilogía de Terminator (y lo que podemos esperar de la nueva peli) y otras sorpresitas que me las reservo, tiene algo que ver con esto… solo digo eso. Pero TODO tiene que esperar a los 4 examenes que me quedan, malditos sean.

Literatura:

Coño...ni que me gustara leer...

Coño...ni que me gustara leer...

Choque de Reyes ya me lo he terminado, y llevo 300 páginas de Tormenta de Espadas, pero no solo de literatura Fantástica vive el hombre. ¡Gracias a todos por todo!

Cómics:

Héroes y Fábulas, mierda, he manchado el teclado de babas

Héroes y Fábulas, mierda, he manchado el teclado de babas

Aquí mi novia tiene la gran parte de la culpa, los dos tomos que siguen la colección de Fábulas (que avanza en mi estantería a un ritmo menor del que me gustaría, pero chico, no se puede a todo) y el tomo de Héroes que Planeta sacó en el anterior Saló del Cómic. Pronto hablaré más de cómics y de alguna adquisición de última hora que me falta por hacer ¡lo prometo!

Rol:

cimg0737
cuando mi chica llegó con d&d se me llenaron los ojos de lágrimas

El nsd20 me lo autoregalé un poco antes de navidad (como podéis ver es la versión en color y tal) pero lo considero regalo de navidad, toma ya. Me encanta el manual de monstruos y la pantalla… pronto hablo de ello.

Read Full Post »