Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Terror’ Category

El otro día vi esta película por gentileza del señor omnipotente internet, cómo sino. A priori una película española no me llama demasiado la atención nunca, pero cuando intentan establecerse fuera del imperante cánon de barriobajerismo e historiasdelacalle, simplemente por eso, me apetece verlas. Aunque luego acaben siendo un quiero y no puedo como esta.

Imago Mortis es una historia de miedo que ocurre en una vieja escuela de cine en un tiempo indeterminado (se intuye que para mitad del siglo XX). El ambiente es cojonudo, eso sí, pero me recuerda poderosamente a obras como El Orfanato o la prolífica serie de televisión El Internado. ¿Eso qué quiere decir? Pues que los ambientes de oscurantismo y aislamiento de la realidad son interesantes, pero quizás ya los hemos visto, quizás ya los habíamos visto antes del Orfanato y el Internado, pero no en nuestro cine… Tampoco se puede innovar siempre, pero…

fondo3_800

El argumento es más o menos atractivo, los actores son aceptables sin más (aunque no para paladares finos), pero la obra en conjunto es un quiero y no puedo monumental, como bien define Pacop en El Opinómetro (conviene que leáis su reseña también, es interesante y vamos por los mismos derroteros). El tema del tanatómetro es “divertido“, pero no pasa de ahí; una máquina que capta la última imagen de los ojos de un muerto… bueno, suena tétrico (presupongo que es la idea), pero la verdad es que a pesar de que puede ser una idea interesante, me suena mucho.

Luego entramos ya en el doblaje de los personajes; mis amigos saben que tampoco suelo ser muy crítico con el doblaje de las películas, pero es que señores, hay doblajes y doblajes, y el de esta es una patada en el estómago. Juntando todas las cosas positivas y todas las negativas, queda un cómputo extraño y en cierta medida decepcionante. Vale que el cine español blablabla, pero joder, se pueden hacer buenas películas con poco dinero. Siempre le echamos la culpa al dinero y a la falta de financiación (de hecho intervienen 3 países en la producción de esta), pero quizás es otro asunto el que promueve un cine pobre (no en medios, sino en resultados). Quizás si las cosas cambiaran hacia otros menesteres… no sé, no tengo la solución… wait, quizás sí:

Sangre nueva. Gente joven. Guionistas más influidos por una “subcultura” menos endogámica que las películas de serie B; gente cansada de intentar emular a los grandes hitos del cine estadounidense (sin conseguirlo) y más centrado en conseguir y concentrar ideas propias hacia un medio que ha sufrido mucho almodovarismo yankee. Ya tienen mi número por si me necesitan.

¡Un abrazo!

Anuncios

Read Full Post »

de-profundis1Lo primero que me sorprendió de este juego fue su precio. Cuando en mis primeros años de universidad, el comprarse un manual era un lujo que solo me podía permitir una vez cada X meses, un juego de rol (por muy poco que hubiera escuchado hablar de él, más bien nada) que costara unos 10 euros… se hacía francamente tentador. Y más cuando se trataba de un extraño juego (por aquel entonces, y para mí, lo era) de rol que no necesitaba máster, ni tiradas, ni dados, ni hojas de personaje. Si hubiera costado más, yo creo que no me lo hubiese comprado, porque no tenía ni idea de lo que me estaba llevando a casa.

El planteamiento es ese, un juego de rol sin máster, que trata de meterse un poco de miedo-cósmico en el cuerpo, al estilo H.P. Lovecraft. No he leído todo lo que debería del bueno de Lovecraft (el día tiene X horas, donde X tiende a cero rápidamente) pero con lo poco que he leído creo que me he hecho una idea bastante adecuada de lo que es. El terror que inspira este buen hombre es el miedo a lo desconocido, a aquello que a pesar de saber su existencia no comprenderías, el miedo a algo tan inmenso y retorcido que a su lado tú eres una simple mota de polvo. Para eso utiliza tres tipos de mares, el océano físico (con su agua, sus peces, sus ciudades hundidas con monstruos dormidos), el espacio (con sus estrellas, sus cometas, sus mundos habitados por millones de bestias que te matarían solo con pensar en ellas) y la no-existencia o el lugar que hay más allá del espacio y el tiempo (con sus… bueno, con sus monstruos y dioses babeantes y danzarines). Cualquier temática bien ambientada en Lovecraft produce escalofríos físicos y mentales.

Hay dos formas de jugar a De Profundis: una de ellas es por carta, y la otra es el psicodrama. En la primera se trata de enviarte cartas con algunos amigos, intentando conseguir el ansiado escalofrío, inventándote sucesos paranormales y esas cosas. Hoy por hoy la carta está un poco acabada, así que veo una buena forma de jugar vía foro o mail. Tienes que encadenar una buena historia de terror, como si se lo estuvieras contando a un amigo de la infancia que hace mucho que no ves. El psicodrama es más directo, y se trata de contar una historia entre todos. Es ideal para jugarlo un ratito antes de una partida más “convencional” , pero feote para jugarlo solamente. Bueno, la teoría dice que se debe ambientar la situación, poniendo unas velitas o simplemente apagando la luz (lo que nosotros hicimos). Luego todos los jugadores cierran los ojos, habiendo antes elegido al primer narrador, y comienzan a relatarse las acciones que el grupo toma. Poco a poco cada jugador describe las acciones de todos, y así se va tejiendo una historia, en la que teóricamente no se interactúa con nadie más. El primer jugador expone la situación y comienza la “narración”:

cov_14

Jugador 1: Íbamos en coche a pasar un fin de semana tranquilo a un cámping cuando una rueda se nos ha pinchado en medio de una carretera secundaria. Estamos rodeados por un denso bosque de abetos, y obviamente es noche cerrada ya, al girar un recodo vemos que hay unas luces en un pueblo. Cuando llegamos ahí, parece estar desierto…

-Jugador 1: Chicos, ¿cómo narices hemos llegado a este pueblo?

-Jugador 2: Ni idea, la verdad es que estoy bastante asustado…

-Jugador 3: Yo no tengo cobertura, mierda, a ver si encontramos un teléfono.

-Jugador 1: ¿Escucháis eso?

-Jugador 2: Yo no oigo nada, ¿te encuentras bien?

-Jugador 1: ¡Claro que me encuentro bien! ¡Seguidme, creo que está al girar esa calle!

-Jugador 3: Mierda tío, ¡no corras tan rápido! ¡No me gusta este lugar! ¡Huele raro!

-Jugador 2: ¡Coño! ¿Esa iglesia siempre ha estado ahí?

-Jugador 1: Creo que el ruido venía del interior, subamos por aquellos escalones y piquemos a la puerta…

Una propuesta un poco diferente, la verdad es que quería hablar de algo poco convencional, no solo de MdT y D&D vive el hombre 😛 Gracias por las visitas y por los que os quedáis, cada día somos más.Un abrazo.

Read Full Post »