Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘cine español’

El otro día vi esta película por gentileza del señor omnipotente internet, cómo sino. A priori una película española no me llama demasiado la atención nunca, pero cuando intentan establecerse fuera del imperante cánon de barriobajerismo e historiasdelacalle, simplemente por eso, me apetece verlas. Aunque luego acaben siendo un quiero y no puedo como esta.

Imago Mortis es una historia de miedo que ocurre en una vieja escuela de cine en un tiempo indeterminado (se intuye que para mitad del siglo XX). El ambiente es cojonudo, eso sí, pero me recuerda poderosamente a obras como El Orfanato o la prolífica serie de televisión El Internado. ¿Eso qué quiere decir? Pues que los ambientes de oscurantismo y aislamiento de la realidad son interesantes, pero quizás ya los hemos visto, quizás ya los habíamos visto antes del Orfanato y el Internado, pero no en nuestro cine… Tampoco se puede innovar siempre, pero…

fondo3_800

El argumento es más o menos atractivo, los actores son aceptables sin más (aunque no para paladares finos), pero la obra en conjunto es un quiero y no puedo monumental, como bien define Pacop en El Opinómetro (conviene que leáis su reseña también, es interesante y vamos por los mismos derroteros). El tema del tanatómetro es “divertido“, pero no pasa de ahí; una máquina que capta la última imagen de los ojos de un muerto… bueno, suena tétrico (presupongo que es la idea), pero la verdad es que a pesar de que puede ser una idea interesante, me suena mucho.

Luego entramos ya en el doblaje de los personajes; mis amigos saben que tampoco suelo ser muy crítico con el doblaje de las películas, pero es que señores, hay doblajes y doblajes, y el de esta es una patada en el estómago. Juntando todas las cosas positivas y todas las negativas, queda un cómputo extraño y en cierta medida decepcionante. Vale que el cine español blablabla, pero joder, se pueden hacer buenas películas con poco dinero. Siempre le echamos la culpa al dinero y a la falta de financiación (de hecho intervienen 3 países en la producción de esta), pero quizás es otro asunto el que promueve un cine pobre (no en medios, sino en resultados). Quizás si las cosas cambiaran hacia otros menesteres… no sé, no tengo la solución… wait, quizás sí:

Sangre nueva. Gente joven. Guionistas más influidos por una “subcultura” menos endogámica que las películas de serie B; gente cansada de intentar emular a los grandes hitos del cine estadounidense (sin conseguirlo) y más centrado en conseguir y concentrar ideas propias hacia un medio que ha sufrido mucho almodovarismo yankee. Ya tienen mi número por si me necesitan.

¡Un abrazo!

Anuncios

Read Full Post »

Vamos a empezar esta crítica a la última película del director y guinista español Albert Espinosa celebrando la primera invitación oficial que tiene nuestro blog a un evento cultural. Un contacto de productora Rodar y Rodar, Cine y TV (más conocida por El Orfanato) accedió a invitarnos en exclusiva a un pase de la película. Desgraciadamente, este pase fue este fin de semana pasado, con la película ya estrenada en su segundo fin de semana en cartel. Ya son pocas las salas que lo proyectan, de manera que quizás a nivel organizativo esta crítica llega un poco tarde, tanto para los que la han visto como para los que no.

SINOPSIS:

No me pidas que te bese porque te besaré plantea la curiosa historia de Albert (Eloy Azorín), quien a una semana de casarse con Helena (Teresa Hurtado de Ory) decide que quiere dejarla y recuperar un breve curso de guitarra nefastamente truncado durante su niñez. Su imposibilidad de poder decirle cortar con su prometida y la única opción de hacer clase con un grupo de discapacitados psíquicos, sólo será el principio de una espiral de acontecimientos bastante divertidos que demostrarán que el camino más fácil de hacer las cosas es siempre el mejor.

A esta historia se añade el colega tullido obsesionado con las pajas David (Albert Espinosa, en persona), que añade con sus historias y reflexiones un tinte de humor absurdo que se suma al conjunto de forma armoniosa.

CRÍTICA:

Albert Espinosa nunca ha sido santo de mi devoción. No me baso en ninguno de sus trabajos para decir esto. Simplemente en las entrevistas y colaboraciones que he llegado a ver no me ha caído bien, cosas que pasan. El hecho que use su disminución física de forma tan abierta me pilla un poco a contrapié. En esta película, sin embargo entona en el contexto de que los verdaderos protagonistas son los cinco chicos “especiales” de la clase de guitarra, pero antes de esto, vamos a acercarnos un poco en orden a los actores.

Eloy Azorín. Todo lo que tiene de guapo, alto y rubio, le falta de actor. Y es muy alto. Y muy rubio. Su actuación deja de convencer en la primera escena con David, donde demuestra cierta dificultad de expresión. El papel era difícil: Albert tiene en sí una dualidad de quiero y no quiero, que Eloy debería haber sabido plasmar en todas las escenas con su prometida. Escenas en las que, precisamente, Teresa Hurtado brilla con una luz propia que hace mucho más fácil de creerse lo que está ocurriendo en pantalla…

Teresa Hurtado de Ory. Sus breves apariciones me dejaron con sed de más presencia en la película. Llena la pantalla, actúa con suma naturalidad. Con diferencia, desde luego, la mejor actuación del reparto. Evidentemente, me declaro enamorado de esta actriz, tiene talento y ese toque que me gusta llamar “gracia” actuando. Nada más que decir. He dicho que estoy buscando desde ya todo lo que haya hecho? EDITO: Pero me niego a ver Cuenta Atrás. Eloy Azorín al lado de Dani Martín es el puto Constantin Stanislavski. De todos modos, me alegro de ver que otros piensan igual que yo sobre su actuación.

Albert Espinosa. El amigo graciosete, feote, tullido de Albert; su único amigo, por cierto. Su actuación es de un estilo muy particular que prefiero no comentar porque es difícil diferenciar qué parte del papel es Albert Espinosa en sí mismo, qué parte es David, y qué parte es actuación. El resultado sale bastante bien, pero el personaje es poco creíble, con lo cual cuesta. Protagoniza, eso sí, la mayoría de escenas divertidas y, en definitiva, como actor, me parece que simplemente sale del paso.

Roberto Enríquez. Debido a extrañas exigencias de guión, tiene que interpretar a Javier, un profesor de guitarra borde, pero amigo de los subnormales, lo cual no casa mucho. Sea como sea, la actuación es correcta dentro de las exigencias de guión.

Los retrasados. Todos ellos con deficiencias psicomotoras y del habla, además de ser deficiencies mentales. Las verdaderas estrellas del largometraje. Son quienes, como conjunto, mueven la trama hacia delante como ningún otro personaje. Especialmente notables son las actuaciones de Andreu Rifé, en el papel del encamisado Andrés, y la doble actuación de Golan Yosef en el papel de Marcos y de su hermano, un prodigioso bailarín. Sin embargo, los otros tres (Jan Cornet, Pablo Rivero y Rebeca Comerma) interpretan de forma muy creíble sus respectivas deficiencias. Un ensayo forrestgumpiano que es todo un reto en interpretación llevado a cabo con mucha dignidad.

La banda sonora. Muy adecuada, efectiva a la hora de poner en situación, pese a su intermitentemente notable ausencia. En particular está la rumba que acompaña el tráiler y al título del film, que tiene una significación especial al final de la película, una alusión quizás algo fuera de lugar, pero que colabora a salir de la sala con una sonrisa en la cara fruto de haber visto una película bonita. ¿He dicho que está compuesta por el mismísimo Albert Espinosa? ¡Quién lo diría!

El guión. Yo distinguiría dos tramas, la de Albert en sus intentos de dejarlo con la prometida (ningún problema, yo me la quedo) y la del grupo de retrasados. Como a lo largo de la película, la segunda va cogiendo más y más protagonismo, el global se ve felizmente mejorado, pero la sensación final es que hemos perdido bastante el tiempo aguantando las divagaciones de Albert (y también un poco a David) al principio. Posiblemente necesarias, pero bastante mal llevadas a cabo. No sé si es problema de una dirección algo insegura, pero sí que estoy convencido que un actor más expresivo hubiera podido dar algo de salsa y que no resultara tan plano y previsible, a fin de cuentas.

En resumen. Una película fresca, inesperada, bonita, pero con algunos componentes que cojean (pilláis el chiste? ya, bueno…). Es una película perfecta para ver en pareja o con proyecto de, que no va a defraudar, aunque no esperéis nada parecido a la multipremiada Orfanato. Una película casi indie por el estilo y la temática. Una serie de actores de reparto realmente destacables. Una música muy adecuada y una fotografía que amenudo incluso arregla algunas de las carencias. Le pondré un 7, que podría haber sido un 8 con una selección más adecuada de componentes y un montaje algo más dignificante. Sobra decir que la recomiendo encarecidamente a cualquier pequeño amante del cine español.

Si la habéis visto o la queréis ver, o incluso si he hecho que no queráis oír más de ella en la vida, estáis invitados a comentar. ¡Gracias por pasar!

Read Full Post »